17.6.09

ACV O UN BOLUDO COMO YO (NO) ATACA DE NUEVO

19 semivacío. Asiento de dos y yo contra la ventana, volviendo del kinesiólogo tipo 1pm. Pirovano. Ella. Ella subió y le dijo al bondiman "cambiaron de lugar la parada?" mientras dejaba caer las monedas en la tolva, pero para mÍ sonó como la versión de Barcelona de Freddy Mercury & Montserrat Caballé. Y ahi nomás, mientras el Accidente Cerebro Vascular empezaba a hacer estragos en mi cabeza, ella liberó su porra gigante del palito chino que la sostenía de camino al dofón, dejando que la vida la despeine mientras a mí se me venía encima el coletazo de una ballena franca en el medio de la jeta.3, 4, 5 asientos vacíos pasó. Hasta los individuales. Y yo no sabía cómo me llamaba. NaNaNaNaNaNa Tatatatatataat y se sentó justo al lado mío. Y yo no sabía dónde estaba ni de dónde venía.Y Y Y entonces olió el miedo. Porque sentí cómo que me había cagado encima, pero no me había cagado encima (apenas llegué a mi casa me fijé, les juro). Hola me llamo .... no eso no. Donde hay un cura cuando uno lo necesita. Te puedo pedir tu teléfono, o preferís que me tire por la ventana para ... no, muy cliché. Loco yo soy escritor, por qué no habré nacido locutor o músico?! Habían pasado 5 minutos que para mí fueron una eternidad y se ve que para ella también porque se cambió de asiento a un individual apenas más atrás que el mío. Huelen el miedo, huelen el miedo, como las fieras huelen la sangre cuando el viento sopla en contra de la presa que se desangra. Cada vez más cerca de pampa y la vía. Me paro, enfilo para atrás y paso de largo como Shilton. Nunca sabremos si fue la mano de dios o del diablo. Le digo o no le digo le digo o no le ... rrrriiiiinnnng! Timbre. Abajoooo. Miro como el bondi se escapa rumbo al mismísimo infierno de Buenos Aires. Y ella no miró, no dijo nada, no me hizo montoncito con el dedo ni me clavó el palito del pelo como una estaca en las pelotas. y LO BIEN QUE HUBIERA HECHO! Sólo di un par de pasos y apenas recuperé el habla grité para mis adentros: "HISTERICAAAAAAAAAAAAAAAA!"

5 comentarios:

Oroná dijo...

jajajaja
buenísimo!

cecita dijo...

qué tierno. yo me enamoré muchas veces en bondis. incluso llegaba a escribir mi número en el boleto mismo para dárselo... pero, obvio, nunca me animé.

aunque nunca me tomé el 19, yo me ato el pelo con un palito. entonces te leo, y no puedo no pensar "pucha... capaz mis amores de bondi siempre fueron recíprocos. maldita cobardía"

SANTIAGO dijo...

si te llegas a subir al 19, tené cuidado con el primo de termineitor que maneja con anteojos negros como si estuviera jugando al GTA San Andreas!

CheLo dijo...

Pasar de largo como shilton.... qué buena metáfora!
Y.... los amores de colectivo son tan fugaces como el viaje mismo.... y bueh... por $1,25 qué más se puede pedir, no?

SANTIAGO dijo...

la moraleja sería: no te tomes taxi porque por el mismo recorrido te rompen el ortondo (si no te secuestran o te llevan a visitar los cajeros automáticos de la zona)