15.2.09

CHAPADMALAIS 1.0-INFIERNO ENCANTADOR

VIERNES DE CENISA


No tardé mucho en armar el bolso: había que llevar lo mínimo indispensable porque éramos 9 personas repartidas en dos autos, así que cualquier remanente de la fiesta menemista (tóquense un huevo o estrújense una teta por favor), estaban expulsados del fin de semana celestial. Así que arranqué pal Coto (yo te conozco: cada día más carero sos!) a encontrarme con los encargados de las vituallas, y cuando se empezaron a sumar los pescados en el balde, zarpamos con el tanque lleno (de comida y bebida, obvio) rumbo al centro, a hacer la primera escala técnica. No sin antes, como en cualquier viaje, olvidarnos la licuadora, porque si hay algo que no puede faltar en un viaje es una licuadora, no?) Así que volvimos a por la licuadora y el viaje, al fin, empezó a tomar forma.
Nos encontramos con la bandita del centro, que esperaba las repartición de personas y vituallas en el otro carromato, y luego de los saludos el rigor, partimos. Después frenamos. Partimos otra vez. Frenamos. Partimos. Y volvimos a frenar. Porque cualquier viernes veraniego a las 5.30 de la tarde, el microcentro porteño se transforma en un constante frenar y partir. Qué dice Mauricio a todo esto? Dice “wiwillwiwillrokiú!”




Del viaje no hay mucho para contar: charlamos, morfamos, cambiamos la música, nos reímos del mostro del Taunus rojo, puteamos a más de un pelotudo que anda por la autovía como tereso por desagüe. Lo único que me llamó la atención fue cuando, ya cerquita de “La Feliz” (apodo palitortéico si los hay) pasamos por “Viboretá”. Nunca había visto un cartel de “Vivoretá”. Ema tampoco. Cómo se llamarán sus habitantes? De qué se alimentarán? Habrá reina de Vivoretá? Serán Vivos posta? Mientras nos hacíamos estas preguntas fundamentales para el futuro de la humanidad, las morsas de atrás, morseaban. Las ruedas rodaban, y la noche anochecía.


Pasada la medianoche, pasamos la feliz. Pasamos los acantilados, pasamos a escuchar constantes rugidos estomacales porque todavía no habiamos cenado. Llegamos a la Mansión Dorna en medio de un mar de lamentos, porque entre la hora de llegada y la sudestada que se nos venía encima, peligraba – SI, PELIGRABA – el asado celestial.


Mientras algunos empezaban a bajar lo bolsos, el fresco calaba más hondo que Schiavi en un córner, otros recorrían las instalaciones, y los menos (siempre los menos, o sea yo) nos adentramos tierra adentro en busca de una parrilla. “acá se rindió Rambo” – creo haber escuchado por lo bajo. o por ahí fue el viento. O Mabel. Que se yo. Siempre quieren saber todo ustedes! Bueno, el diálogo siguiente da cuenta de la situación:

- che, donde está la parrilla?

- ahí, donde el casero dejó la lamparita prendida

- pero no hay una parrilla ahí

- siiiiii fijate.

- (fui y volví pero la parrilla… SE HABIA DADO A LA FUGA!)

- che, hay como unos ladrillos ahí abajo… hay unos fierros, algo! donde podamos tirar la carne?

- ah, si ... en el garage!

Bajamos al garage, agarramos “una especie de reja-tostador para 4 personas sin bidet” y la llevamos hasta lo que quedaba de la póstuma parrilla, y empezamos a desarrollar, bajo la tormenta en ciernes, con vientos huracanados, un nuevo concepto en parrillas: la parrilla de “Lost”.


Otra cosa que no teníamos era maderita. Sólo teníamos un diario húmedo, una pala, un par de encendedores Bic y dos bolsas de carbón. Y así, bajo una andanada de “esto no va a prender nunca”, “hay delivery acá?!”, “tengo hambreeeeeee”, a la 1.30 del sábado, nos dispusimos a taparles la boca con carne a los infieles.



Y gracias a las paladas del Brigadier Larese (y a su palo mágico), la garra del Mago Emmanuel, el techito-pared multifunción que aportó la teoría cuántica de Enzo, el descubrimiento de la Pepita de Palma y las colaboraciones etílicas de algunos otros, apenas pasadas las 4 de la mañana, logramos lo que nadie, lo que nunca, lo que jamás el ser humano había logrado.


14 comentarios:

Galo dijo...

O sea que salieron a las 17 y cenaron a las 4 am? Menos mal que habia escabio para amenizar la espera. Igual es increible, un asda es y sera siempre un asado: que fotogenico es el guacho, que lo pario!

Liduvina dijo...

JAaaaaaajajajajaajaja

Cantar asi fue lo mejor que ha hecho Macri. Me alegra la vida

Andru dijo...

me matóooooooo!!!!!!!

....... esa parrilla improvisada.
Aplaudo las habilidades y los sufrimientos padecidos, y también el logro!!

Buenísimo su relato para empezar este lunes fresco en el valle.

Mis besos!!

p.d: ahi subo algunas fotis de MI hermoso finde en el Dique

Galo dijo...

Es tremendo lo de "este muchacho" (como diria Riquelme) Macri, ayer no lo comente porque en el laburo no tenia sonido. Pero ahora no tengo oidos...

Anónimo dijo...

jajajaa
aguante el brigadier larese y su palo magico. la pepita de palma no es todo, pero como ayuda ehhh. brillante relato colot!!! espero una segunda y tercera parte de dicho viaje...
mis respetos a los asadores que ese finde recibieron el diploma de: "expertos en prender el fuego en lugares insospechados, mantener viva la llama, hacer caso omiso a comentarios inherentes a un ser opaco, luchar contra viento, mabel y marea y lograr un asado en el punto justo a la hora indicada". SALUD! Enzo (el del techito/pared)

Liduvina dijo...

Una cruzada para conocer a todos los lectores del blog, te invitamos a unirte

http://www.facebook.com/group.php?gid=130368775321&ref=mf

SANTIAGO dijo...

noooooooooooooooooooooooo decile NO AL FACEBOOK! CARRA PONGALE LOS PUNTOS ANTES DE QUE ESTO DEGENERE!

CheLo dijo...

A juzgar por la simil nieve que se puede apreciar en la foto, diría que el frío era realmente atroz y que hay que ser bien hombre para realizar terrible hazaña.... igualmente creo que no era necesario pintarse un bigote con carbón... bah... digo.

Claudia dijo...

Santiago cómo me divertí con tu relato! no sé si fue divertido ese viaje pero sí lo fue desde tu ojo y desde tus palabras! genial!
besitos

SANTIAGO dijo...

Claudia: viste que tenías que invitarme a la pachanga?! la proxima vez que nieve hacemos una fondiú en la esquina ...

MECH dijo...

la concha de Polino!! habia escrito y se borró todo!!! colo, por dios la foto arriba! te lo pido por el amor de Dalma y de Yanina!! parece que te hubieras dado viaba !! estas con el pelo negro! (estosh negroshhh) y los dientes de MANUK!!! que te paso! estas zarpado de burundanga!! que flogger pirucho, dio!!!
te quierooo!
viene muy bien este blog!! muy buena serie de fotelis, estas muy designer!
bessos, me voy a hacer unos ejercicios de yoga.

m

SANTIAGO dijo...

mechi: Yo particularmente te querría un poco más si me visitaras más seguido en vez de hacer la anguila que canta boleros cada vez que arreglamos algo (SUPERCHIRLOHIT + WEDGIE)
por ahora te saludo con la mano, desde lejos, muy lejossssssssss

Anónimo dijo...

Me puse la vincha, me clave la calza bien hondo, y salí de expedicion por el jardin de la Mansion Dorna, donde por suerte me ilumino el señor, depsues de haberme chorreado desde arriba mas agua que Katrina, y encontre lo que Darwin nunca supo ver, la "Pepita de Palma" (dicese de ramillete parecido al trigo, pero que no es trigo, parecido tambien al yuyo, pero mas tirando al trigo, sin serlo), compartí mi hallazgo, les di combustible pal fuego ese que era ceniza antes de haber prendido, y no figura mi nombre en ningun lado????
Me cago en mi generosidad y brillantez, me cago en chapad mamais toda toda toda, me cago en el chorizo de mierda seco de perro alzado de calle que me dieron careteado entre el pan, y claro que me cago despues de eso.
Y sabes que? bueno sabelo igual, voy a vender Pepita de Palma en bolsa, voy a ser como el ingenio Ledesma, sin ser Ledesma ni ingenioso, voy a destruir a los carboneros, voy a estar en todas las putas estaciones de servicio, (en especial en esas con nombre de genital), y vos, y el gil este que me lee porq no sabe q hacer y se piensa que los comentarios son tan buenos como blog, y todos todos todos los demas, van a tener que comprar mis bolsas, y me van a conocer, ya vas a ver, ya vas a ver...

Acuerdense de mi, de pepita de palma, de pepita la pistolera y la quinta efedrinica, de mabel, de chapamamais, acuerdense.

SANTIAGO dijo...

anonimo: vos descubriste mucho más que la pepita de palma, sabelo. si hubieras nacido 50.000 años antes, la guerra del fuego hubiera sido de calefones marca eslabón de lujo y hoy, habría paz en el mundo. mucha, pero mucha mais paz.